Pan integral de semillas y avena (masa madre natural)

img_20160725_074217
Hacer pan es una gozada, ya le había cogido cariño desde hace tiempo, pero cuando empecé hacerlo con Masa madre natural, fue amor del bueno. Aún soy una novata en este mundo panarra, pero estoy contenta con mis panes, al menos son comestibles  y cada día me van saliendo un poco mejor.
Últimamente estoy haciendo la misma receta, he tomado una del libro Pan de Xavier Barriga y he hecho variaciones como agregar las semillas y la avena. La harina que uso es una que conocí en un curso con Jordi Morera, es un trigo antiguo, variedad Florence Aurora, destaca por sus propiedades sensoriales como por su alta calidad panadera. Se le conoce como el trigo de mayor fuerza entre las variedades antiguas, con casi un 17% de proteína.
Hacer pan no es complicado, es sencillo de hacer. Es hacerlo como todo, con mucho cariño, paciencia, experimentar con tu horno, porque cada uno es un mundo, mucho ensayo y bueno si no sale bien a la primera es seguir intentándolo!!
Pan integral de semillas y avena (masa madre natural)
Ingredientes
500 grs de harina integral florence aurora
9 grs de sal
350 ml de agua tibia
220 grs de masa madre natural
Para las semillas y avena
1/2 taza de agua
1/4 taza de copos de avena
1 cucharada de sésamo negro
1 cucharada de sésamo dorado
1 cucharada de chía
Preparación
Para hacer la masa madre natural recomiendo el vídeo de Iban Yarza que lo explica excelente.
Empecemos con las semillas y la avena.
En un bowl agrega la 1/2 taza de agua y la cucharada de chía. Reserva.
En un sartén agrega la avena y el resto de las semillas, cocina hasta dorar la avena, como unos 5 minutos. Agrega al bowl donde tenías la chía, mezcla bien hasta que todo esté hidratado.
En un bowl grande agrega la harina, masa madre, sal y el agua, mezcla. Agrega la mezcla de semillas, une bien con las manos. Deja reposar la masa durante 1 hora tapada con un paño húmedo.
Vuelca la masa sobre la mesa de trabajo y dóblala por la mitad como si fuera una hoja de papel. Déjala reposar durante 90 minutos en el lugar más cálido de tu cocina.
En este paso puedes dividir la masa, darle forma o dejarla entera.
En mi caso, la coloco en un banetón un poco de harina y la tapo con un paño , la dejo que fermente por unas 3 horas o hasta que haya doblado su volumen.
Si no tienes banetón, no pasa nada la puedes dejar en un bowl tapada hasta que fermente.
A las 2 horas que ha pasado la fermentación, enciende el horno a la máxima temperatura (270º marca el mío) en modo sólo abajo, también coloca otra bandeja en el piso del horno.
Cuándo el pan esté listo para ir al horno, dale cuidadosamente la vuelta con la mano y depositalo directamente sobre la bandeja del horno (en la del medio), al mismo tiempo agrega un vaso de agua que esté un poco tibia en la bandeja que tienes en el piso.Cierra el horno y deja que se cocine por unos 15 minutos.
Abre el horno saca la bandeja con el agua y baja unos 30º de temperatura, déjalo por unos 25-30 minutos aproximadamente.
Sácalo del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla evitando las corrientes de aire.
Te dejo este video que compartí hoy en mi snapchat miss_rosel

Te animo a que hagas tu propio pan, ya verás que te gustará!!!
Que tengan un gran día!!
Agradecería que me dejaras un comentario!!!
Un beso!!!
Rosel

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu email no será publicado